miércoles, 26 de febrero de 2020

ORACIONES DE LA MAÑANA: PRIMARIA Y SECUNDARIA

DA LA VUELTA A TU VIDA DESDE DENTRO
La Cuaresma es un tiempo propicio para dar la vuelta a algunos aspectos de nuestra vida que
no siguen lo que Jesús vivió y nos enseñó. La Cuaresma es una llamada a los cristianos a
encarnar más intensa y concretamente el misterio pascual en su vida personal, familiar y social,
en particular, mediante el ayuno, la oración y la limosna. (Mensaje Cuaresma 2019).
Esta conversión, este dar la vuelta a la vida, solo se puede hacer “desde dentro”, es decir, entrando en uno mismo y escuchando a Jesús, que nos habla al corazón y nos muestra cómo vivir como Él, como vivir en plenitud.
En el siguiente enlace puedes encontrar todas las oraciones de la mañana de esta Cuaresma 2020:

martes, 25 de febrero de 2020

ORACIÓN DE LA MAÑANA: 26 DE FEBRERO-SECUNDARIA

HOY, CUARESMA
Cómo pasa el tiempo, ¿verdad?, ya estamos de nuevo en Cuaresma.
Este año, además, se adelanta su fecha más de lo habitual.
Hoy iniciamos un nuevo tiempo litúrgico que se prolongará por cuarenta días, y lo inauguraremos con la antigua tradición de la imposición de la ceniza.
Entonces nos dirán algo así como “conviértete y cree en el evangelio”. La lengua griega, en la que está escrito todo el Nuevo Testamento, utiliza la palabra “metanoia”, que significa transformación del corazón, para invitar a los seguidores de Jesús a cambiar sus vidas.
Pero, realmente, ¿tenemos algo que cambiar?, ¿necesitamos introducir cambios en nuestra forma de vida? Estás preguntas deberemos de preguntárnoslas a nosotros mismos. Casi siempre tenemos claro lo que nuestro hermano, nuestro amigo o nuestro compañero de pupitre, debería cambiar. Para opinar sobre aquello que los demás deben o no hacer somos unos expertos.
Sin embargo, la cosa se complica cuando la pregunta nos llega a nosotros con efecto boomerang, es decir, cuando nos preguntamos con sinceridad qué es aquello que nosotros tenemos que cambiar. Tenemos cuarenta días por delante cuyo único objeto es el de prepararnos para acoger el gran acontecimiento que supone la muerte y la resurrección del Señor Jesús.
Cuarenta días para reflexionar sobre nosotros mismos; para preguntarnos si vamos por buen camino; para comprometernos con aquello que soñamos en lo más profundo de nuestro corazón. Si no hacemos esta reflexión, si no nos preguntamos hacia dónde va nuestra vida, entonces otros decidirán por nosotros. No dejes escapar este momento y súbete al carro de los que no se conforman con lo común, con lo típico, con lo que todo el mundo hace.
Qué te aprovechen esto días y que dentro de un mes y diez días hayas crecido de talla, pero de la del corazón. Así lo pediremos hoy todos cuando la ceniza caiga sobre nuestras cabezas. Feliz y provechosa cuaresma.

ORACIÓN DE LA MAÑANA: 26 DE FEBRERO-PRIMARIA

INICIAMOS LA CUARESMA

lunes, 24 de febrero de 2020

ORACIÓN DE LA MAÑANA: 25 DE FEBRERO-SECUNDARIA

DONDE NO PUEDEN LAS FUERZAS LLEGA EL CORAZÓN
Comprometerse a construir algo nuevo no es fácil. Se requiere constancia, esfuerzo,
sacrificio.... y cantidad de palabras que cada día, lamentablemente, van desapareciendo del
vocabulario de nuestra vida.
Quizás esta historia, que escuché hace unos años, te haga reflexionar esta mañana:
En cierta ocasión, una anciana fue en peregrinación a un lejano santuario situado en una
montaña, en plena estación de lluvias.
De camino, se detuvo en una posada para pedir alojamiento y pasar la noche antes de
comenzar el ascenso a la montaña sagrada.
“No podrá usted trepar por el resbaladizo barro de la montaña con este tiempo. Es imposible” -
le dijo el posadero.
“Será muy fácil -contestó la anciana-.
Mi corazón lleva años allí. Ahora sólo es cuestión de llevar mi cuerpo."

PIÉNSALO:
Ningún esfuerzo, ningún sacrificio es grande...
cuando te lleva a esa meta que siempre has soñado;
cuando sabes que vas a alcanzar el objetivo que siempre has tenido en el corazón.

ORACIÓN DE LA MAÑANA: 25 DE FEBRERO-PRIMARIA

EL AMIGO INOPORTUNO

domingo, 23 de febrero de 2020

ORACIÓN DE LA MAÑANA:24 DE FEBRERO-SECUNDARIA

PREGUNTA A TU CORAZÓN
Uno de los consejos que los profesores solemos dar es que nunca os quedéis con una duda; que si en la explicación de clase hay algo que no se entiende, que preguntéis al profesor.
Al hilo de esto, podemos pensar y caer en la cuenta de que en la vida de cada uno hay un cierto número de preguntas personales cuyas respuestas no aparecen en libros de consulta ni en Google… y tenemos necesidad de alguien que nos dé pistas de respuesta. Os vamos a contar una historia:
“Un hombre vivía en Turquía y oyó hablar de un gran sabio que moraba en Persia y que poseía el secreto de la sabiduría. El hombre, deseoso de hallar la verdad sobre su vida, tras despedirse de su familia, inició el largo viaje en busca de aquel sabio. Después de meses caminando, consiguió llegar a la cabaña donde vivía el gran maestro.
Se acercó a él lleno de respeto y le dijo: - Vengo desde Turquía hasta aquí para hacerte una pregunta. - ¿Una pregunta dices? Bien. Puedes hacer sólo una pregunta. - Como quiero ser muy claro en lo que voy a preguntar, ¿Puedo hacerlo en turco? - Puedes –dijo el sabio-. Pero ya he respondido a tu única pregunta. Cualquier otra cosa que desees saber, pregunta a tu corazón; no hacía falta viajar tanto para saber que ése es el mejor consejero de
que dispones. Y el sabio cerró la puerta”.
Reflexión: “Elegir para soñar”
Si miras en tu corazón, en tu conciencia, seguro que encontrarás respuestas a muchas de las cuestiones que nos plantea la vida. Cuando tu conciencia esté perpleja o ignorante, busca inspiración en un maestro de tu confianza, y después “elije con conciencia y responsabilidad”
Ese fue el ejemplo de Jesús que miró en su corazón en los momentos más cruciales de su vida y se encontró con la palabra del Padre…
“Buscad y hallaréis”, dijo Jesús.

ORACIÓN DE LA MAÑANA:24 DE FEBRERO-PRIMARIA

AMAR A LOS ENEMIGOS
Jesús dijo: "Amad a vuestros enemigos, haced el bien y rezad por los que hablan mal de vosotros.
 Así seréis hijos de Dios". (Mateo 5,44)
Jesús hoy nos enseña que hay que amar a todos. Pero no es fácil, porque no todos nos tratan siempre bien. ¿Alguna vez te has peleado con alguien en el recreo? ¿O te han hablado de mala manera? ¿Quieres a esos niños/as? Jesús sí, nos quiere a todos y nos pide que nosotros también lo hagamos. Él sabe que es difícil a veces, por eso nos pone ejemplos: compartir con el que te pide, acompañar, perdonar… Piensa qué puedes hacer tú para querer mejor a los demás y pídele a Jesús que te ayude.